¿Qué son las furgonetas eléctricas y cómo funcionan?

¿Qué son las furgonetas eléctricas y cómo funcionan?

Las furgonetas eléctricas son la mejor opción si queremos tener en nuestra empresa una flota de vehículos que cumplan con los estándares más exigentes en materia de emisiones. Las furgonetas eléctricas poseen grandes ventajas con respecto a las furgonetas diésel. ¿Merece la pena una furgoneta eléctrica? En este artículo veremos cómo funcionan las furgonetas eléctricas y las numerosas ventajas económicas que supone adquirir furgonetas eléctricas para las flotas de vehículos de las empresas.

¿Cómo funcionan las furgonetas eléctricas?

Las furgonetas eléctricas son vehículos que no contaminan mientras circulan, solo necesitamos cargar su batería para ponerla a circular gastando poco y ahorrándonos muchos gastos para nuestra empresa.

Algo importante que podemos destacar es que si compramos furgonetas eléctricas para nuestras empresas podemos olvidarnos de motores de combustión, de tubos de escape, de embragues, y de las numerosas revisiones que periódicamente han de pasar las furgonetas de combustión.

Las furgonetas eléctricas se recargan a través de puntos de recarga para vehículos eléctricos, la autonomía de la furgoneta eléctrica depende del modelo y del punto de recarga. ¿Qué autonomía tienen las furgonetas eléctricas? La autonomía de las furgonetas eléctricas está en función de la capacidad de las baterías y como veremos a continuación, muchas furgonetas eléctricas disponibles para nuestras empresas poseen autonomía suficiente como para poder realizar el trabajo diario.

Por ejemplo, ya son muchas las opiniones favorables sobre la nissan e-NV200, los usuarios suelen hacer entre 70 y 90 kms por carretera y ciudad. Su batería de 24kw puede tener una autonomía de 167kms aunque esto depende de si la furgoneta eléctrica está cargada o no está cargada. Uno de nuestros clientes nos cuenta que circula con una e-NV200  a una media de 90km/h, 20kms por autovía y el resto lo realiza en ciudad haciendo unos 100kms. El usuario de furgoneta eléctrica añade que el tiempo de recarga de la furgoneta eléctrica es de 9 horas y consigue cargarla completamente. El ahorro que consigue es de unos 500 euros por cada trimestre.

Muchas de las furgonetas que circulan en nuestro país lo hacen en entornos urbanos, y una gran cantidad de ellas están destinadas al transporte de pequeñas mercancías y a los desplazamientos rápidos en ciudades grandes. Por ello, aunque el motor eléctrico tiene ventajas en cuanto a la conducción, como la aceleración progresiva, la autonomía sigue representando un problema para los usuarios, fundamentalmente para empresas y transportistas.

¿Qué ventajas tienen las furgonetas eléctricas?

  1. Cero emisiones. Esto significa que si trabajas en una ciudad con restricciones al tráfico como Madrid o Barcelona podrás circular libremente por el centro urbano de las ciudades y seguir con tu trabajo diario con normalidad.
  2. No tienen problemas mecánicos. Las furgonetas eléctricas poseen menos componentes mecánicos lo que se traduce en menos fallos y por ello aumentamos la seguridad de disponer de la furgoneta eléctrica todos los días que la necesitemos pues no perdemos días de trabajo por culpa de tener la furgoneta en el taller.
  3. Sin ruidos. Los motores eléctricos de estas furgonetas son mucho más silenciosos que los motores tradicionales.
  4. Sin gasolineras. El punto de recarga para furgonetas eléctricas lo puedes instalar en garajes, hogares y en la vía pública. Los usuarios de las furgonetas eléctricas recargan su flota de vehículos en la misma sede de su empresa, de esta forma se ahorran los tiempos de espera en las gasolineras.
  5. Conducción suave. El motor eléctrico permite acelerar y frenar de forma más homogénea, así que no se aprecian cambios bruscos. Muchos usuarios opinan que la conducción de una furgoneta eléctrica es menos brusca y que tras adaptarse al cambio de conducir un vehículo diésel o gasolina a una eléctrica la experiencia es siempre positiva.
  6. Ventajas fiscales. Para incentivar la compra de vehículos eléctricos, furgonetas eléctricas, coches eléctricos, etc. Se publican ayudas públicas del estado, ayuntamientos o comunidades autónomas que los usuarios pueden aprovechar para comprar vehículos eléctricos y comprar puntos de recarga para vehículos eléctricos.
  7. Facilidad para aparcar. Muchas ciudades permiten que los vehículos eléctricos circulen por el carril bus, y no solo circular es una ventaja hacerlo con furgoneta eléctrica, también es fácil aparcar, de hecho en zonas azules, la ora etc. Se permite aparcar gratis a las furgonetas eléctricas.
  8. Reducir gastos. Cuando tu empresa está equipada con una flota de vehículos eléctricos reducirás gastos pues ahorrarás en combustible. Las furgonetas eléctricas las puedes recargar en casa y controlar el consumo de electricidad mientras recargas para poder aprovechar también las horas de menor consumo.