Ventajas fiscales del coche eléctrico para Pymes

Ventajas fiscales del coche eléctrico para Pymes

La movilidad eléctrica es el presente y futuro, y que la Administración Pública la incentive con ventajas fiscales para pymes es un hecho. Se ha marcado la compra de coches eléctricos como objetivo, facilitando su adquisición. La renovación del parque de vehículos es necesaria y, para ello, ofrecen ventajas fiscales del coche eléctrico para Pymes.

Bonificación del IRPF

Las pymes podrán recibir bonificaciones de hasta el 65%. El ahorro afecta directamente al trabajador y al empresario.

  • Existe una rebaja del 30% para aquellos vehículos eficientes energéticamente. En ese caso, un vehículo no costará más de 40.000 euros.
  • Hay rebajas de 20% para aquellos coches híbridos, de este modo, el coche baja de los 35.000 euros.
  • Por último, los coches cuyas emisiones oficiales de CO2 no sean superiores a 120 g/km cumpliendo con la normativa europea. Estos sufren un descuento del 15% en el IRPF, quedando el coche en menos de 25.000 euros.

Impuesto de matriculación

Las ventajas fiscales del coche eléctrico para pymes van más allá. Todas las empresas que apuesten por los vehículos totalmente eléctricos, su impuesto de matriculación será gratuito y se verán beneficiados hasta en un 75% en el impuesto de vehículos de tracción mecánica.

Empresas pymes adquieren un vehiculo electrico

Si eres autónomo o tienes una pyme, esto te interesa…

Todas estas ayudas que proporciona la Administración Publica están diseñadas para que las empresas vean en la movilidad eléctrica un buen motivo por el cual invertir a cambio de un mundo más sostenible y, en definitiva, mejor.

Además de todas ellas, es importante resaltar las ayudas en financiación que están ofreciendo actualmente algunas instituciones privadas. Un ejemplo de ello es el Banco BBVA que, gracias a su Préstamo Vehículo Sostenible, facilita la adquisición de coches eléctricos e híbridos. Este plan está exclusivamente dirigido a pymes y autónomos, con la opción de pagarlo hasta en 8 años y con un tipo de interés fijo del 3,75%.

Es por eso que vemos un buen momento para que las pymes se refuercen a costa de estas medidas que tanto les puede beneficiar. Estarán disfrutando de estas ventajas y de las propias que tiene un vehículo eléctrico. Sentirán el ahorro en el bolsillo por el hecho de no pagar gasolina en un coche de empresa (algo que se puede llegar a notar mucho) y se verán enriquecidos por las bonificaciones que hemos enumerado anteriormente, desde luego que es de considerar.