La oferta de furgonetas eléctricas y vehículos comerciales eléctricos es cada vez mayor. Las restricciones que hay a la circulación en el centro de las grandes ciudades y el ahorro económico que supone la recarga eléctrica de estas furgonetas los convierten en la mejor opción de compra para empresas y administraciones.