Balanceo dinámico de recarga para parkings

Balanceo dinámico de recarga para parkings

¿Qué es?

Por lo general, entendemos como “Balanceo de carga” o “Control dinámico de potencia” a una característica que puede estar o no presente en los sistemas de recarga. Cuando un punto de recarga cuenta con esta característica, significa que cuenta con tecnología suficiente para monitorizar el consumo eléctrico global (no sólo el del punto de recarga) de toda la instalación del lugar, ya sea una vivienda, un centro comercial o cualquier otro entorno.

No es más que un sistema tecnológico que permite cargar, realizando una gestión dinámica de potencia, varios vehículos con un conjunto de puntos de recarga de VE simultáneamente, teniendo en cuenta por supuesto la potencia contratada.

¿Por qué utilizar un balanceo de recarga?

Los vehículos eléctricos suelen demandar mucha potencia para poder realizar la respectiva carga de las baterías, no obstante, en edificios grandes, la potencia contratada va derivada a los equipos eléctricos que consumen más energía como los ascensores, electrodomésticos, bombillos, etc… Así es, que cuando un VE carga simultáneamente, puede sobrepasar el límite de la potencia contratada y poner en peligro el suministro a todo el edificio.

¿Cuántos tipos de balanceo de carga existen?

– Control dinámico de potencia particular (Disponible en puntos de recarga con 1 solo conector): Este producto monitoriza el consumo de la vivienda y del punto de recarga en su conjunto. Si el consumo está cercano a los límites máximos contratados, disminuye la energía que le proporciona al coche para evitar que se provoque un corte de suministro eléctrico por sobrepasar los límites contratados.

– Balanceo de carga entre conectores: Este sistema es similar al anterior, pero es funcional con cargadores de más de un conector. Lo que hace es repartir la energía disponible para el punto de recarga (aquella que la vivienda no consume) entre los 2 conectores del punto de recarga. Esto provoca que si un segundo vehículo se conecta al punto de recarga, el primer coche que estuviera cargando reducirá su potencia a la mitad.

– Balanceo de carga entre puntos de recarga: Este sistema es algo más complejo. Está pensando para entornos donde se tengan múltiples puntos de recarga conectados a la misma red eléctrica y sujetos al mismo límite superior de consumo. Este sistema tiene las siguientes características:

  • Los puntos de recarga se comunican entre ellos y se envían mensajes para indicarse cuanta energía está consumiendo cada uno.
  • De forma autónoma, cada punto de recarga ajusta su propio consumo sabiendo cual es el consumo de sus “compañeros”.
  • De esta forma, entre todos los puntos de recarga, se asegura que no se sobrepasa el límite superior contratado.

En esta instalación tiene varias zonas de recarga en diferentes plantas de un garaje. En cada planta, hay varios puntos de recarga y entre los puntos de recarga de una misma planta no se puede sobrepasar los 22kW de potencia. Por lo tanto, en cada planta tenemos un sistema de Balanceo de carga entre puntos de recarga distinto.